martes, 13 de enero de 2009

Promesa

Dos flores blancas
aterrizan en la mitad del frío
y lo consumen todo, con el fuego de sus pétalos,
desaciendose unos a otros
.

[Dos flores blancas]
nacen en el segundo del fuego
y todo respira nuevamente,
tras una pausa de 100 entierros.


Y en el silencio,
mientras todo avanza o se queda,
se dibujan en el aire
buscando ser promesa en el tiempo.

2 comentarios:

Tuchis dijo...

Que chevere Jero me gustó mucho

Humberto dijo...

Que chevere Jerito no sabía que escribías poesía... Cariños